¿Cómo sanar las heridas de infancia?

autocuidado y salud mental bienestar interior conexión emocional crecimiento personal dado canales heridas de infancia mente perdón y curación psicología salud mental y emocional sanar heridas emocionales superar el pasado terapia emocional Feb 07, 2024

Las experiencias de la infancia moldean significativamente quiénes somos como adultos. Desde las risas en el parque hasta los momentos difíciles en casa, cada experiencia deja una huella en nuestro ser. Sin embargo, no todas las experiencias son positivas; algunas pueden dejar heridas emocionales que perduran en el tiempo si no se abordan adecuadamente.

Exploremos el impacto de las heridas de infancia en nuestra salud mental y emocional, y cómo sanar y cultivar un mayor bienestar interior.

¿Qué son las heridas de infancia?

De acuerdo a Dado Canales, psicólogo clínico, escritor, conferencista y especialista en psicotraumatología; "son aquellas que generar creencias generalizadas y que no te permiten una sana interacción con el mundo".

Las heridas de infancia son experiencias emocionales negativas que ocurren durante los primeros años de vida y que tienen un impacto duradero en nuestro bienestar emocional y mental. Estas experiencias pueden variar desde la negligencia y el abandono hasta el abuso emocional, físico o sexual. Incluso eventos aparentemente menores, como la crítica constante, las burlas, la exigencias o la falta de apoyo emocional, pueden dejar una marca profunda en nuestra mente.

El rol de la familia

En todas las familias, hay dinámicas disfuncionales, secretos y conflictos. En todas las familias hay gritos, enojos, y se puede perder el control pero, en una una familia sana se habla de lo que pasó, se ofrecen disculpas, se repara el error y se pida ayuda en el exterior. En una familia disfuncional, no. Pero, ¿cómo identificamos si una familia es sana o disfuncional?

Lo que es tóxico son los polos, por ejemplo, existen familias amalgamadas, en donde ninguno de los miembros puede ser diferente a lo preestablecido; y familias (totalmente) independientes, en donde no hay una red de apoyo familiar para pedir ayuda. Lo ideal es estar en un punto medio, en donde haya comunicación, honestidad, independencia y responsabilidad afectiva.

 

"Hay que tener cuidado con lo que le decimos a un menor, porque se convertirá en su voz interna".
–Dado Canales para Creesiendo Podcast

¿Cómo te hablas a ti mismo? Si lo piensas, muchas veces nos auto-regañamos con las misma palabras con la que lo hacían nuestros papás. Ahí hay una herida de infancia que debemos sanar. Pero también un aprendizaje de cosas en las que debemos prestar atención como padres para no repetir.

Como padres se tienen muchas misiones, dos de las más importantes son: enseñar qué es el amor sano y formar para la vida. Si eres un padre que da amor y da amor, pero no formas para la vida eres un padre disfuncional porque no das las herramientas necesarias para enfrentar el mundo. Si no brindas y/o condicionas el amor, pero formas para la vida; eres disfuncional porque crias a una persona que considera que para ganarse el amor de los demás tiene que satisfacer al otro. 

Se debe siempre buscar el equilibrio. Esto no significa que no habrá errores, sino que a pesar de los errores o tocas los extremos, se hablan las cosas, se da apertura emocional para expresar y escuchar los sentimientos del otro y se busca el equilibrio y la comunicación.  

El impacto de las heridas de infancia en la vida adulta

Las heridas de infancia no resueltas pueden manifestarse de diversas formas en la vida adulta. Pueden contribuir a problemas de autoestima, relaciones interpersonales disfuncionales, ansiedad, depresión y patrones de comportamiento poco saludables. Estas heridas pueden afectar nuestra capacidad para confiar en los demás, establecer límites saludables y experimentar el amor propio.

 ¿Cómo sanar las heridas de infancia?

Aunque las heridas de infancia pueden parecer abrumadoras, es posible sanar y cultivar un mayor bienestar emocional. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte en este proceso:

  1. Terapia: Buscar la ayuda de un terapeuta puede proporcionar un espacio seguro para explorar y procesar las emociones asociadas con las heridas de infancia. La terapia puede ayudarte a desarrollar una mayor autoconciencia, comprensión y habilidades para afrontar el dolor emocional.

  2. Prácticas de autocuidado: Cultivar hábitos de autocuidado puede ser una parte importante del proceso de curación. Esto puede incluir actividades como la meditación, el yoga, el ejercicio regular, la alimentación saludable y el establecimiento de límites saludables en las relaciones.

  3. Conexión con otros: Buscar el apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo puede ser fundamental para sanar las heridas de infancia. La conexión con otros nos brinda un sentido de pertenencia y apoyo emocional que puede ayudarnos a superar el dolor emocional del pasado.

  4. Perdón: Practicar el perdón, tanto hacia los demás como hacia uno mismo, puede ser una parte integral del proceso de sanación. El perdón no significa necesariamente olvidar o justificar el comportamiento pasado, sino liberarse del resentimiento y la amargura que pueden mantenernos atrapados en el sufrimiento.

  5. Reencuadre de la narrativa: Cambiar la forma en que percibimos nuestras experiencias pasadas puede ayudarnos a sanar. En lugar de identificarnos como víctimas de nuestras circunstancias, podemos buscar el crecimiento y la fortaleza que hemos desarrollado a partir de esas experiencias.

 Escucha Creesiendo Podcast

Para aprender más de este tema y otros temas, escucha nuestro podcast con German AhumadaPorque sabemos que una historia de éxito nunca para de construirse, nos abrimos a escuchar a quienes se han acercado a una forma de vida más plena, siendo ellos mismos; para aprender de ellos y hacer nuestra propia receta de balance. 

En este episodio con Dado Canales, hablamos sobre:

  • Qué son las heridas de la infancia
  • Qué significa tener una familia sana o tóxica
  • Cómo aceptar y manejar el conflicto en familia
  • Qué es el abuso
  • Qué cosas, interacciones y/o patrones de nuestro sistema familiar son o no nutritivos
  • Por qué es tan difícil sanar nuestras heridas de infancia
  • Qué es un introyecto, de los padres e hijos narcisistas y de la misión de un padre